Opciones para reducir el uso del plástico durante la mudanza

El uso excesivo de plástico en nuestras actividades rutinarias tiene numerosos impactos negativos en el medio ambiente. El plástico es un material que no se degrada con facilidad, lo cual propicia la contaminación de los espacios. 

Se estima que puede tardar más de un centenar de años en descomponerse. Esto lleva a la acumulación de residuos plásticos en los océanos, ríos y tierras, afectando gravemente la vida marina y terrestre.

Además, la producción de plástico requiere grandes cantidades de petróleo y gas natural, lo que contribuye al agotamiento de los recursos naturales y al cambio climático.

La quema de plástico también libera gases tóxicos y contaminantes, afectando la calidad del aire que respiramos.

El uso de plástico de un solo uso, como bolsas de plástico, botellas y envases, es especialmente perjudicial. Estos productos se utilizan durante unos minutos y luego se desechan, pero su impacto en el medio ambiente es duradero

Para evitar el uso del plástico al mudarte de oficina, es importante tomar medidas conscientes y adoptar prácticas sostenibles.

Menos plástico de un solo uso

Al mudar tu oficina, puedes tomar medidas para reducir el empleo de estos productos y contribuir a un entorno más sostenible.

En lugar de utilizar cajas de plástico o envoltorios de burbujas, opta por materiales de embalaje sostenibles, como cajas de cartón reciclado o reutilizables. 

Además, utiliza papel reciclado para envolver tus objetos y protegerlos durante el traslado.

Proporciona a tus empleados botellas reutilizables para que puedan llevar agua durante el proceso de mudanza. Esto reducirá la cantidad de botellas de plástico de un solo uso que se utilizan y se desechan.

Al llevar tu oficina a otra dirección, puedes aprovechar para cambiar algunos hábitos y costumbres. Optar por utilizar utensilios de cocina reutilizables, como platos, vasos y cubiertos de metal o vidrio. 

Evita el uso de plásticos desechables como vasos y cubiertos de plástico, antes, durante y después de mudar tu oficina, tanto en tu rutina como en la de tus empleados.

No bolsas plásticas

Eliminar el uso de bolsas plásticas para transportar pertenencias durante una mudanza es una práctica cada vez más importante y necesaria para reducir el impacto ambiental. 

Utiliza cajas de cartón resistentes y recicladas para empacar tus pertenencias. Es muy sencillo conseguirlas en tiendas de segunda mano, supermercados o incluso pedirles a tus amigos y familiares que te las proporcionan.

Elige también la opción de emplear bolsas de tela reutilizables. Estas, son de larga duración, y permiten reutilizarlas. Del mismo modo, ofrecen la oportunidad de estar siempre limpias, de manera muy fácil.

En lugar de envolver tus objetos frágiles en plástico de burbujas, puedes utilizar envoltorios de tela. Puedes utilizar toallas, pañuelos o incluso ropa vieja para proteger tus pertenencias durante el traslado.

Si necesitas utilizar contenedores de plástico, asegúrate de que estén hechos de material reciclado. Busca opciones que sean duraderas y que puedan ser recicladas nuevamente después de su uso.

Otros embalajes

En lugar de utilizar plástico para proteger tus objetos, considera utilizar materiales naturales como papel de periódico, hojas secas o incluso virutas de madera. Estos materiales son biodegradables y no causan daño al medio ambiente.

Recuerda que cada pequeño cambio que hagas en tu forma de embalar y transportar tus pertenencias durante una mudanza puede marcar la diferencia en la reducción del uso de bolsas plásticas y en la protección del medio ambiente. 

Promueve la conciencia sobre el empleo de plásticos de un solo uso entre tus empleados. Organiza charlas, talleres o campañas informativas para fomentar prácticas sostenibles y reducir el consumo de plásticos.

Fomentar la digitalización

Otra práctica que puedes implementar al mudar tu oficina es la digitalización de la información y registros que llevan.

La digitalización de archivos contribuye de manera significativa a reducir el uso de plástico en la oficina. 

Al convertir documentos físicos en archivos digitales, se elimina la necesidad de imprimir y almacenar grandes cantidades de papel, lo que a su vez reduce la cantidad de plástico utilizado en la producción de papel, y en los envases de los suministros de oficina.

Además, al tener archivos digitales, se reduce la necesidad de utilizar carpetas y archivadores de plástico para organizar y almacenar documentos. 

Esto no solo disminuye el consumo de plástico, sino que también ayuda a ahorrar espacio físico en la oficina. De esta manera se aligera de manera sustancial la cantidad y peso de tu mudanza.

Al tomar estas medidas, estarás contribuyendo a la reducción del uso de plástico en tu mudanza de oficina y fomentando prácticas más sostenibles. 

Recuerda que cada pequeño cambio cuenta y que todos podemos hacer nuestra parte para proteger el medio ambiente.

Abrir chat
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?
Call Now Button